CONVOCATORIA TRIDUO 2020 Y CARTA HERMANO MAYOR

 

Sevilla, 23 de octubre de 2020

Estimado/a hermano/a:

Ha transcurrido un tiempo desde la última vez que me dirigí a vosotros; ahora con el inicio de un nuevo curso, deseo transmitiros, en primer lugar, mis mejores deseos para todos y cada uno de vosotros y vuestra familia.

Las circunstancias excepcionales que nos han tocado vivir, han modificado de forma radical nuestra forma de vida en todos los ámbitos y, muy especialmente, a nivel sociológico.  Nos tocó vivir una cuaresma y una Semana Santa muy especial, muy diferente, pero a la vez más personal, profunda e íntima. 

La situación de crisis originada por la expansión epidémica y la consiguiente declaración del estado de alarma, implicaron la adopción de medidas necesarias para la protección de la salud pública, con restricciones de la movilidad y de actividades. Haciendo un ejercicio de responsabilidad tuvimos que paralizar nuestra activa vida de hermandad, teniendo que suspender la diversidad de cultos internos y externos, incluso cerrar nuestra Basílica. Igualmente sucedió con el proceso electoral en marcha; entendimos que era incompatible con el normal desarrollo de un proceso electoral.

Todos estos aspectos nos llevaron a considerar, por un lado, posponer la convocatoria de elecciones ante un panorama tan incierto, y por otro, prorrogar un año más el mandato de esta Junta de Gobierno, debido a la inestabilidad económica a la que nos enfrentamos. Así, mediante oficio de fecha 18 de mayo y número protocolo 1190/20, se concedió por parte del Delegado Episcopal para Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías dicha prórroga y dispensa para la celebración del Cabildo General de Elecciones (Regla XLV). 

Por las mismas razones, tuvimos que aplazar el Cabildo General de Cuentas a celebrar en junio, y así lo autorizó igualmente el Delegado Episcopal para Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías, mediante oficio de fecha 19 de junio y número protocolo 1555/20.

Aunque con un alto grado de incertidumbre, que sin duda afectará a nuestra vida de hermandad, manifestaros que continuaremos trabajando con ilusión, con actitud comprometida  y demostrando que somos una hermandad activa y unida.

Como bien sabéis, los tres pilares fundamentales de toda hermandad y de nuestra hermandad, son el culto, la formación y la caridad. Más allá de la estación de penitencia, manifestación pública de nuestra fe, nuestros Titulares reciben culto durante todo el año. Por ello, debemos considerar nuestros cultos internos como la mejor forma de vivir nuestra fe, pues unimos la veneración hacia nuestros Titulares con el centro de la vida para todo católico como es la Eucaristía.

Este año, dadas las limitaciones de aforo, estamos valorando alternativas para que nuestra Función Principal en honor a nuestra Madre y Señora del Patrocinio sea retransmitida por medios telemáticos. En fechas cercanas os informaremos a través de nuestras redes sociales de cuáles serán dichos canales , con el objetivo de que llegue al mayor número de hermanos, como sería nuestro deseo.

La formación cristiana de todos los hermanos y hermanas, es parte esencial de los fines de nuestra hermandad.  Como miembros de la Iglesia que somos, y miembros comprometidos, nuestra misión como hermandad es la de evangelizar. Evangelizar, ofreciendo una formación teológica y espiritual, para que seamos testimonio de vida cristiana, con base en las enseñanzas de la Iglesia.  Estamos plenamente convencidos de su necesidad para ser mejores personas y cristianos.

A través de nuestros medios oficiales, se pueden consultar las diversas sesiones formativas que se llevarán a cabo así como de todos los actos que vayan celebrándose.  

En cuanto a la Acción Social, se ha venido desarrollando la labor asistencial que veníamos realizando y que se ha visto incrementada en este periodo, sobre todo en atención directa a necesidades básicas de personas y familias en situación de vulnerabilidad  -bolsas alimentos, pago luz o agua- o cualquier otra acción que ayude a paliar sus necesidades.  Asimismo, seguimos colaborando con instituciones y organizaciones no gubernamentales: parroquias, instituciones religiosas, Proyecto Hombre, Asociación Española contra el Cáncer, entre otras.

Otra de nuestras iniciativas, de especial interés para nosotros, es la atención a nuestros hermanos de mayor edad. Es justo reconocer a aquellos que nos han precedido, ya que forman parte esencial de nuestra  sociedad y de nuestra hermandad.  Acercarnos a estos hermanos y, de forma particular, a los más desvalidos y que sufren la soledad.  Debemos estar atentos, conocer su situación y ser sensibles a esta realidad.  

Finalmente, recordaros que la mayor riqueza de una hermandad la constituyen sus hermanos; como hermandad, como corporación de la Iglesia, nuestra obligación es dar testimonio de nuestra fe con nuestra conducta y propagar su mensaje con nuestros actos. Para nosotros, los de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Madre y Señora del Patrocinio, debe ser una prioridad.

Con estos deseos, vamos a darle gracias a nuestro Cristo de la Expiración por cuanto nos concede y a pedirle a nuestra Madre y Señora del Patrocinio que nos ampare.

Recibid un cercano y cariñoso saludo, 

Marco A. Talavera Blanco

Hermano Mayor

Convocatoria Cultos Noviembre 2020

Volver