LA VIRGEN DEL PATROCINIO VISTE DE HEBREA

Con la llegada de la Cuaresma Nuestra Madre y Señora del Patrocinio viste "de hebrea", como popularmente se conoce a esta forma de ataviarla en estas fechas previas a la Semana Santa. Lo hace con saya de terciopelo burdeos, manto de raso azul y fajín clasico propio de la vestimenta, labor desempeñada por D. Antonio Bejarano, porta la aureola de estrellas y un tocado de tul de plumeti. Igualmente, el altar mayor de la Basílica recupera su estampa habitual con el Santísimo Cristo de la Expiración tras la celebración de los cultos en honor a nuestros titulares.

Fotografías de n.h. Juan Romero Prieto.

  

 

 
 
Volver